jueves, 8 de diciembre de 2011

Doctrina Homeopática de Hahnemann interpretada por Kent.

Resumen:
Este trabajo tiene por objetivo detectar en el análisis de cuales parágrafos o temas, el Dr. Kent difiere o interpreta de manera diferente, según mi humilde criterio, el mensaje claro que el Dr. Hahnemann nos legara.
En La Filosofía Homeopática, Kent interpreta algunos parágrafos del Órganon de la Medicina V edición, cuya autoría es de Hahnemann, descubridor del Sistema terapéutico Homeopático y creador del Método por el cual se instituye dicho Sistema.
En el trabajo expongo de cada tema a tratar, en primer lugar las lecciones donde Kent refiere a los mismos, luego parangono con los parágrafos del Órganon V edición, en los qué Hahnemann detalla el tema y finalmente elaboro mis conclusiones al respecto.
Cotejando ambas obras escritas, arribé a conclusiones, referidas a ciertos temas, tales como: Experimentación, Susceptibilidad y Miasmas Crónicos, en los que observé conceptos similares y diferentes respecto a los mismos.



LA EXPERIMENTACION

Kent: “La experimentación tiene su puesto en la ciencia, pero es solo un lugar confirmativo, ya que solamente puede confirmar lo que ha sido descubierto por medio de sus principios y leyes que señalan la dirección adecuada”. Dice también las experiencias no conducen a descubrimientos; más cuando un hombre está completamente instruido en principios, aquello que él observa por la experiencia puede confirmar lo que está en relación a la Ley”. [1]
Hahnemann: en distintos apartados de la Introducción del Órganon V ed., hace referencia a lo importante que fue la experimentación en el descubrimiento de su Sistema Terapéutico, diciendo por ej. “La experiencia, manantial de toda verdad, le ha convencido de la ventaja y de la eficacia de este procedimiento homeopático”.
“La observación, la meditación y la experiencia me han enseñado, que la marcha, del todo contraria a los preceptos trazados por la alopatía que debe seguirse para obtener curaciones suaves, prontas y duraderas, consiste en elegir en cada caso individual de enfermedad, un medicamento capaz de producir por sí mismo una afección semejante a la que se pretende curar”. [2]
Dr.James Krauss: …”Hahnemann se constituyó en una de las cuatro personalidades de la época en la historia de la ciencia médica, siendo el experimentador, descubrió la fuente sintomática tanto del diagnóstico patológico como del terapéutico, y de ésta manera convirtió en científica la práctica de la medicina. “La era de la experimentación científica médica, principia con Hahnemann y nadie más. Científico de corazón Hahenmann experimentó científicamente con el fin de observar científicamente”.
“La experimentación tiene uno de estos dos propósitos: observar para inducir, o verificar la inducción”. [3]


CONCLUSIONES SOBRE LA EXPERIMENTACIÓN

1) – Kent, al parecer espera sólo de la experimentación la confirmación de una Ley o Principio. La misma no conduce a descubrimientos.
2)- Considerando los conceptos de Krauss sobre los propósitos de la experimentación, según mi opinión, Kent sólo tiene en cuenta uno de los mismos, el de la verificación de las inducciones científicas.
3)- Hahnemann con la experiencia de la ingesta de Quina, si bien confirmó la Ley de la Semejanza, (ya enunciada con anterioridad a él), hizo en base al mismo, el descubrimiento de la Homeopatía, dando de ésta manera una valoración superlativa al significado de la experimentación, con respecto al dado por Kent.
4)- A título ilustrativo me gustaría concluir mis conclusiones con conceptos pertenecientes a Krauss: “Las demostraciones de Hahnemann convencen a aquellos que poseen integridad intelectual para la convicción científica, a aquellos que no sacrifican su integridad intelectual a los ídolos del día, y quienes repetirán las comprobaciones experimentales de las observaciones e inducciones científicas de Hahnemann, puesto que pueden ser repetidas”. [4]


SUSCEPTIBILIDAD

Es preciso antes de entrar en tema, recordar la teoría de Kent sobre el origen de la enfermedad, en la que habla de la existencia de dos reinos, el del pensamiento y el de la materia, equivalentes al reino de la causa y del resultado.” Causas son invisibles y resultados visibles. Las causas de la enfermedad y los remedios curativos de la misma deben ser similares en su naturaleza: las causas desiguales no producirán efectos iguales. Podemos llegar a causas similares estudiando efectos similares. La causa de la enfermedad y de la curación existen dentro de la Sustancia Primitiva y no en las formas últimas materiales, aunque la causa inmaterial de la enfermedad continúa en los cambios ulteriores de la misma”. [5]
-El mundo material está en orden y armonía: todo se mantiene en posición por el Influjo Divino.
-Todo el mantenimiento del mundo material está representado por la Sustancia Simple (SS), la cual tiene una serie de cualidades:
a)-La SS puede penetrar la S Material, sin reemplazarla, sin estorbar. Domina y controla el cuerpo material que ocupa.
b)- Pueden ser simples, compuestas o complejas. En el estado compuesto, entran en el cuerpo humano, manteniendo su identidad (yodo en su base). En el estado complejo en cambio, es cuando están presididas o dominadas por algo: las SS dinámicas se dominan unas a otras según sus propósitos: El alma, que es una SS dinámica domina a la FV (fuerza vital, otra SS dinámica), la cual mantiene en orden a las demás fuerzas.
c)- Otra cualidad de la SS, es la gradación [6]: los elementos inertes contienen en su naturaleza no sólo su propia SS identificadora sino que tienen grados de esa propia sustancia.
En el cuerpo humano también existen esos grados de SS. Los grados interiores son adecuados para la voluntad y el entendimiento, y los exteriores para los tejidos más ordinarios, existiendo una serie continua de cualidad en grados desde lo interior a lo exterior.
Sustancias que son inertes, por la potenciación pueden continuamente simplificar los grados volviéndose cada vez más finos. De aquí que las potencias bajas curen enfermedades superficiales y ordinarias del cuerpo, mientras que las altas son similares a los grados interiores o finos de la SS.

Kent: “Las causas de las enfermedades, existiendo como sustancias inmateriales, fluyen al hombre a pesar suyo; no puede controlarlas, ni resistirlas, y le ponen enfermo. Pero ocurren ciertos cambios y el hombre deja de ser susceptible, y ya no hay influjo de la causa sobre su economía, ha tenido lugar una suspensión porque la susceptibilidad ha cesado. La susceptibilidad cesa cuando ocurren cambios en la economía que excluyen tal influjo”.
“Pero la curación y el contagio son muy similares, y los principios aplicables a uno son también aplicables al otro”.
La diferencia esta en que en las curaciones tenemos la ventaja del cambio de la potencia, y esto nos hace capaces de adaptarla a las diferentes susceptibilidades del hombre enfermo. Por causa de estos diferentes grados de susceptibilidad, algunos están protegidos contra la causa de la enfermedad, mientras que otros enferman; el que enferma es susceptible a la causa de la enfermedad, de acuerdo con el plano en que esté y el grado de atenuación que exista al contraer el contagio.
El hombre tiene todos los grados de la potenciación y con estos puede hacer los cambios y adaptar la medicina a las diferentes susceptibilidades del hombre, en diferentes calidades o grados”. [7]

Relaciona también la susceptibilidad con la intensidad de la enfermedad artificial
Diciendo:” …la primera proposición de Hahnemann en el par. 34, es que para curar las medicinas deben producir en el hombre sano una enfermedad artificial semejante a la enfermedad natural que se quiere curar. La segunda proposición es que esta debe ser de un grado mayor de intensidad. El asunto de la intensidad ya ha sido explicado antes, como algo más alto, más interno, algo superior o sea anterior. La intensidad o fuerza va en proporción al grado de aproximación a la sustancia primitiva. No hay ninguna idea de intensidad en ninguna otra dirección”. [8]

Hahnemann: -“Los medicamentos, sin duda también porque depende de nosotros variar su dosis, parece que tienen un poder de desarmonizar el cuerpo humano muy superior al de las irritaciones morbíficas naturales; porque las enfermedades naturales se curan y se vencen con medicamentos apropiados”. [9]
- “Las potencias enemigas tanto físicas como morales, que atacan nuestra vida acá en la tierra, y que se llaman influencias morbíficas, no poseen de un modo absoluto la facultad de alterar la salud; solamente enfermamos bajo su influencia cuando nuestro organismo está suficientemente predispuesto a sentir los ataques de las causas morbíficas, y a dejarse poner por ellas en un estado en el que las sensaciones que experimenta, las acciones que ejecuta son diferentes de las que tienen lugar en el estado normal. Así pues estas potencias no determinan la enfermedad, ni en todos los hombres, ni en un mismo hombre en todas ocasiones”. [10]
-“Pero es muy diferente lo que sucede con las potencias morbíficas artificiales que llamamos medicamentos. Efectivamente, en todo tiempo y en todas circunstancias, un verdadero medicamento obra sobre todos los hombres, produciendo (exista ) en ellos los síntomas que le son propios y aun producen algunos apreciables por los sentidos, cuando se les administra a dosis bastante fuertes; de manera que todo organismo vivo cualquiera que sea, debe en todos los tiempos y de una manera absoluta, ser atacado y en cierto modo infectado por la enfermedad medicinal; lo que, como acabo de decir no sucede respecto de las enfermedades naturales”. [11]
-“…Es necesario ante todas las cosas, para que se efectúe la curación, que haya la mayor semejanza posible entre la enfermedad que se trata de combatir, y la que el medicamento puede suscitar en el cuerpo humano, a fin de que esta semejanza unida a la intensidad un poco mayor de la afección medicinal, permita a esta reemplazar a la otra, y quitarle así toda su influencia sobre la fuerza vital…”. [12]


CONCLUSIONES SOBRE SUSCEPTIBILIDAD

Con respecto a la susceptibilidad, si bien ambos médicos coinciden en algunos puntos, observo también ciertas diferencias.

1)- En primer lugar me gustaría aclarar, que el Dr. Kent al tratar el tema de susceptibilidad, hace referencia a los parag. 30,31, 32,33 y 34 del Órganon V ed., sin transcribirlos textualmente, y agregando palabras no escritas por el Dr. Hahnemann, como por ejemplo la palabra susceptibilidad, en el par. 31.
Más allá de que tenga o no razón en su análisis de dichos parágrafos, debería haberlos transcriptos textualmente antes de analizarlos.
2)- Coincidencias: las enfermedades naturales no enferman siempre a todos y en todo momento, sino que depende de un organismo predispuesto a sentir los ataques de la noxa.
A pesar que Hahnemann no menciona la palabra susceptibilidad (en la V edición), y teniendo en cuenta su significado (capaz de recibir modificación o impresión), el mensaje del par. 31 es el mismo que indica Kent.
Otra coincidencia sería, que los medicamentos enferman siempre al hombre, porque se puede manejar la dosis.
3) Diferencias: algunas surgen en las explicaciones que ambos dan tanto sobre el contagio de la enfermedad natural, como así también de la enfermedad artificial.

Kent dice que el hombre tiene distintos grados de susceptibilidad, y por lo tanto si la enfermedad natural tiene el mismo grado de susceptibilidad del hombre, entonces se producirá el contagio. Por el contrario se librará del mismo, cuando la enfermedad no tenga su mismo grado de susceptibilidad.
Por otro lado la explicación que da para el caso de la infección con los medicamentos, es que por la potenciación se va a llegar siempre al grado de susceptibilidad del hombre, enfermándolo.

Hahnemann simplemente dice que una noxa va a enfermar al hombre que esté predispuesto a recibir la acción o impresión de la misma; y los medicamentos van a enfermar siempre porque se puede manejar su cantidad o dosis.

Kent puede tener razón en lo que expresa, pero a mi entender no dice lo mismo que Hahnemann.

4)- La otra conclusión refiere a la relación entre susceptibilidad e intensidad de los medicamentos:

Kent: “El asunto de la intensidad ya ha sido explicado antes, como algo más alto, más interno, algo superior o sea anterior. La intensidad o fuerza va en proporción al grado de aproximación a la sustancia primitiva. No hay ninguna idea de intensidad en ninguna otra dirección”.

Kent, según mi análisis, confunde dosis con potencia.

Hahnemann dice claramente que la mayor intensidad de la enfermedad artificial se logra con mayor dosis o cantidad de la misma. Él habla de intensidad como equivalente de cantidad o fuerza.

ENFERMEDADES CRONICAS: PSORA,SIFILIS,SICOSIS

KENT: PENSAMIENTO SOBRE LA PSORA:

-“La Psora es el principio de toda enfermedad física. Si la Psora no se hubiera establecido como un miasma sobre la raza humana, las otras dos enfermedades crónicas no hubieran podido existir, y la susceptibilidad a las enfermedades agudas no hubieran existido”.
-“Este estado se manifiesta en la forma de diferentes enfermedades crónicas o manifestaciones crónicas”. [13]
-“Con un comienzo insignificante y una progresión maravillosa, la Psora se extiende en sus estados fundamentales y se manifiesta en una gran parte de la enfermedades crónicas de la raza humana. Abarca epilepsia, la locura, las enfermedades malignas, tumores, úlceras, catarros y una gran parte de las erupciones”. [14]
-“La susceptibilidad a la Psora abre una cuestión demasiado amplia, para estudiarla entre las ciencias de una escuela médica. Es demasiado extensa, pues va hasta el mal primitivo [15] de la raza humana, es la primera enfermedad verdadera de la raza humana, que es la enfermedad espiritual, desde cuyo estado primitivo la raza humana progreso a lo que podría llamarse la verdadera susceptibilidad a la Psora, la cual a su vez puso el fundamento para otras enfermedades”. [16]
-“Debe haber un estado de la raza humana favorable al desarrollo de la Psora: no podría haberse implantado en una raza perfectamente sana”. “Algunos dirán que tendremos que aceptar la Palabra de Dios como algo histórico en cuanto se refiere al principio, pues no hay otra historia que venga desde tan lejos”. [17]
-“El pensamiento y la voluntad establece un estado en el hombre que identifica la condición en que se encuentra”.
-“Mientras el hombre continuaba pensando lo que era verdad y mantenía aquello que era bueno para su vecino, lo que era de derecho y además justo, el hombre quedó sobre la tierra libre de susceptibilidad a la enfermedad porque tal era el estado en que fue creado”.
-“…pero cuando el hombre empezó a desear las cosas que eran el resultado de un falso pensamiento, entró en un estado que se correspondía con el suyo interior. Según como sean la voluntad y el entendimiento serán los exteriores del hombre”. [18]
-“…todo el mundo es Psórico”. “ a medida que la Psora se amontona generación tras generación, siglo tras siglo, aumenta la susceptibilidad hacia ella”.
-“Desde luego que algunas personas dirán que el ácaro era anterior a la erupción, pues no saben que una persona sana no puede ser afectada por el ácaro. El miasma es evolucionando de un estado y el ácaro es a su vez el resultado último”. [19]
“La psora ha progresado hasta llegar a ser la más contagiosa de las enfermedades, pues cuanto más complicada se pone, tanto más susceptible son nuestros niños a sus comienzos, …son más sensibles a los otros miasmas”. [20]


KENT: PENSAMIENTO SOBRE SIFILIS Y SICOSIS:

-“La voluntad y el pensamiento son anteriores a la acción del hombre. Esto es fundamental. El hombre no obra si no quiere; lo que quiere es lo que lleva a cabo. El quiere ir a la casa de la prostitución, él busca una prostituta con quien pueda copular, y de ella toma el miasma sifilítico”. [21]
-“…Primeramente hubo el pensamiento pérfido, luego el deseo del mal, hasta que finalmente prevaleció la acción”. [22]
-“La Sífilis no podría implantarse en el hombre si no existiera una condición que favoreciera su desarrollo”. [23]
-“Y si la Sífilis corresponde a la acción del hombre, y hay un estado anterior a ella, una condición enferma que le precede, aquel estado debe corresponder a aquel que precede la acción, que es el pensamiento y la voluntad”. [24]


KENT: CONTAGIO DE LOS MIASMAS CRONICOS

-“Los tres miasmas crónicos: Psora, Sífilis y Sicosis son contagiosos”
-“Un nuevo contagio nace con cada niño”.[25]
-“Los libros hablan del contagio primario como único contagio en la relación con el miasma Sifilítico”. [26]
-“…Los tres miasmas crónicos efectúan el contagio en la forma en que existen al tiempo de contraerlo. Se transmite el estado, de modo que, en el período avanzado de Psora uno puede transmitir a su esposa lo que el tenga, y ella lo toma y progresa en este estado de Psora, al que añade la suya propia, y sigue progresando en ella según sus peculiaridades”. [27]

HAHNEMANN: MIASMAS CRONICOS

-“Las verdaderas enfermedades crónicas naturales, son aquellas que deben su origen a un miasma crónico, que hacen sus progresos incesantemente cuando no se les opone medios curativos específicos, y que a pesar de todas las precauciones imaginables relativamente al régimen del cuerpo y del espíritu, abruman al hombre con padecimientos, que siempre van en aumento hasta el término de sus existencia. Estos son los tormentos más numerosos y mas grandes de la especie humana, puesto que el vigor de la constitución, la regularidad del género de vida y energía de la fuerza vital nada pueden contra ellos”. [28]
- “Entre estas enfermedades miasmáticas crónicas, que cuando no se las curan solo se extinguen con la vida, la única que se ha conocido hasta el día es la Sífilis. La Sicosis, de la que tampoco puede triunfar la fuerza vital por sí sola, no ha sido considerada como una enfermedad miasmática crónica interna, que formase una especie aparte, y se la creía curada después de la destrucción de las excrecencias de la piel, sin atender a que su foco o manantial existía siempre”. [29]
-“Pero un miasma crónico sin comparación más importante que estos dos, es el de la Psora. Los otros dos revelan la afección interna específica de donde dimanan, el uno por medio de úlceras y el otro por excrecencias en forma de coliflores. Después de haber infectado el organismo es cuando la Psora anuncia su inmenso miasma interno por una erupción cutánea del todo particular, a la que acompaña un prurito voluptuoso e insoportable y un olor especial. Esta psora es la única verdadera causa fundamental y productora de las innumerables formas morbosas que bajo el nombre de debilidad nerviosa, histerismo, hipocondría, etc….figuran en las patologías como otras tantas enfermedades propias, distintas e independientes una de otras”. [30]
-“El paso de este miasma a través de millones de organismos humanos en el curso de algunos centenares de generaciones, y el extraordinario desarrollo que ha debido adquirir con este motivo, explican hasta cierto punto, como pueden en la actualidad manifestarse bajo formas tan diferentes, sobre todo si se atiende al número tan infinito de circunstancias (clima, constitución, sitio en que se habita, etc.) que contribuyen ordinariamente a la manifestación de esta gran diversidad de afecciones crónicas (síntomas secundarios de la Psora), sin contar la variedad enorme de complexiones individuales. Así pues no es sorprendente que organismos tan diferentes penetrados del miasma psórico y sometidos a tantas influencias nocivas exteriores e interiores, que incalculable de afecciones, de alteraciones y de males, que la antigua patología ha citado hasta ahora como otras tantas enfermedades distintas, designándolas con nombres particulares”. [31]

En Enfermedades Crónicas Hahnemann nos dice:

-“…Concluyo de esto que el médico solo trata con una parte separada de un mal primitivo situado en profundidad, cuya vasta extensión se traduce en accidentes nuevos que se desarrollan de tiempo; que no debe, pues esperar lograr una curación duradera en cada caso de este tipo, como se hace en la hipótesis admitida hasta el presente de que son enfermedades separadas y autónomas…”. [32]
-“Es la Psora la enfermedad miasmática crónica más antigua, la más común, la más perniciosa, y sin embargo la más desconocida de todas, que deformó y atormentó a los pueblos desde hace tantos miles de años. Pero desde los últimos siglos ella se ha transformado en la madre de todos los miles de males increíblemente diversificados, (agudos) y crónicos (no venéreos), que están azotando ahora cada vez más al género humano…” [33]
-“Los más antiguos monumentos históricos que poseemos hablan ya de la Psora de gran desarrollo. Moisés (En el tercer libro, habla de los defectos del cuerpo que no podía tener un sacerdote destinado a sacrificar, la sarna maligna era mencionada), hace tres mil cuatrocientos años ya destacó diversas variedades”. [34]
-“Me ha sido más fácil a mí que a cientos de otros reconocer los signos de la Psora, tanto de la aún adormecida y latente en el interior del cuerpo, como de la que ha despertado desde el interior como males crónicos considerables. No tuve, para esto, más que comparar minuciosamente el estado de todas las personas afectadas con el propio; porque yo lo que es muy poco frecuente, jamás he sido psórico y por eso estuve exento, desde mi nacimiento hasta mi edad actual de ochenta años, de todas estas enfermedades que he de enumerar más adelante, aunque por otro lado soy muy receptivo a las enfermedades agudas, epidémicas, y aunque haya tenido muchas afecciones del ánimo, y mi vida intelectual haya sido muy activa”. [35]

HAHNEMANN: CONTAGIO DE MIASMAS

-“Tan sólo este síntoma cutáneo de la Psora que impregna al organismo entero (el cual lleva el nombre de sarna, porque es más que evidente); tan solo esta erupción, digo yo, así como las úlceras a las cuales ella da lugar más tarde y que están rodeadas por singular prurito sarnoso, los herpes con prurito sarnoso, que emiten humedad al ser frotados, y la tiña pueden propagar la enfermedad a otras personas, porque sólo ellos contienen el miasma transmisible de la Psora. Por el contrario los otros síntomas, esos secundarios y que sólo surgen después de la desaparición o la aniquilación artificial de la erupción, los padecimientos psóricos generales, no transmiten la enfermedad a otros como los síntomas secundarios de la peste de la lujuria, en cuanto es de nuestro conocimiento, no pueden contagiar la sífilis”.[36]


CONCLUSIONES SOBRE MIASMAS CRÓNICOS:

1)- Kent no transcribe los parágrafos del Órganon referentes a los miasmas crónicos que analiza.

2)-Con respecto a la susceptibilidad de la Psora:

-Kent afirma que la misma es la causa de toda enfermedad física, y la que da origen a la Sífilis y la Sicósis, como así también a los miasmas agudos.
Le llama el mal primitivo, refiriéndose aunque no lo diga expresamente al Pecado Original.

-Hahnemann en cambio habla de que toda enfermedad crónica se origina en un miasma crónico, los cuales son Psora, Sífilis y Sicósis.
Cuando nos dice de la Psora: “…ella se ha transformado en la madre de todos los miles de males increíblemente diversificados, (agudos) y crónicos (no venéreos)…”, esta aclarando el origen independiente de los tres miasmas crónicos; y en lo referentes a lo agudo, a mi parecer esta hablando de las exacerbaciones del miasma crónico.
-Hahnemann hace referencia al mal primitivo cuando habla de la Psora, pero no en el mismo sentido que Kent; el quería significar una enfermedad que estaba por debajo, más profundamente, y que era verdaderamente la responsable del mal que estaba a la vista.
-Hahnemann si reconoce que la Psora es antiquísima, dando ejemplos de la aparición de la enfermedad en la época de Moisés, pero no la relaciona con el Pecado Original, porque sí fuera así no admitiría que el nunca tuvo Psora.
-Para Kent la susceptibilidad a la Psora aumenta con los años, al pasar de generación en generación, volviéndose más contagiosa.
Hahnemann a este respecto nos dice que al pasar de generación en generación, en las distintas complexiones, y por las diversas influencias externas, la Psora cada vez se empeora más. El reconoce que siempre fue muy contagiosa, y no que se vuelve más contagiosa al pasar por las distintas generaciones humanas.
-El Dr. Kent opina que todos somos Psóricos, y es comprensible este pensamiento desde su óptica religiosa, al asociarla con el Pecado Original.

3)- Kent: “La Sífilis no podría implantarse en el hombre si no existiera una condición que favoreciera su desarrollo”. “… primeramente hubo un pensamiento pérfido, luego el deseo del mal, hasta que finalmente prevaleció la acción”. O sea que según él, para contraer Sífilis(o Sicósis) por vía sexual, primero tendría que haber estado afectado por el miasma psórico.
Hahnemann nos dice solamente que para que un individuo adquiera el miasma sifilítico o sicótico, hace falta contacto sexual con una persona infectada (coito impuro), o bien heredarlo, independientemente de que el mismo sea o no psórico.

4)- Con respecto al contagio de los Miasmas: Kent reconoce que los tres miasmas crónicos son contagiosos, siendo el más contagioso el psórico.
No explica con claridad, (por lo menos con respecto a la Psora) si el contagio se realiza en el período primario, y cómo es el mismo. Lo que si nos dice, es que la Psora se puede contagiar en estados avanzados de desarrollo, y de allí el que la adquiera la sigue desarrollando, y se añade a la suya propia. Lo mismo dice para la Sífilis y la Sicósis.
Reconoce la herencia de los miasmas.
Hahnemann hace referencia al contagio de los miasmas crónicos, reconociendo que si bien los tres son contagiosos, la Psora es la peor en ese sentido, por la facilidad en ese sentido. En los tres casos, Hahnemann dice que el período de contagio se realiza en el período primario del miasma, siendo el de la Sífilis y la Sicósis por contacto venéreo. Aclara también que estos se pueden heredar.

Autor: Farm. Adriana Elena Cárdenas



Referencias
[1] (Pag. 55) Filosofía Homeopática
[2] (Introducción del Órganon del arte de Curar. V edición, pag 47,48 y 82)
[3](pag 9, 16 y 13 de la Introducción al Órganon de la Medicina. VI ed. Dr. James Kraus).
[4](Pag 15 Órganon VI edición).
[5] (Pag 130, 150) Filosofía Homeopática
[6](Teoría de la Serie y de los Grados de Swenderborg):
[7] (pag. 145, 146) Filosofía Homeopática
[8] Pag .150 Filosofía Homeopática
[9] Parag. 30 Órganon del arte de Curar V ed.
[10] Par.31 Órganon del arte de Curar V ed-
[11](Par. 32 Órganon del arte de Curar V ed).
[12] (par. 34 Órganon del arte de Curar V ed.)
[13] Pag 172 Filosofía Homeopática
[14] Pag. 173 Filosofía Homeopática
[15]-“Primitive Wrong: agravio, injusticia, error, culpa primitivos, por lo que Kent parece entender que la Psora es el “Pecado Original”, sobre el que descansa la patología humana. (Nota del traductor)

[16] Pag. 172 Filosofía Homeopática
[17] (Pag. 183 Filosofía Homeopática
[18] Pag. 184 Filosofía Homeopática .
19] Pag. 185 Filosofía Homeopática
[20] Pag.189 Filosofía Homeopática
[21] Pag. 186 Filosofía Homeopática
[22] Pag. 186 Filosofía Homeopática
[23] Pag.182 Filosofía Homeopática.
[24] Pag. 183 Filosofía Homeopática
[25] Pag. 185 Filosofía Homeopática
[26] Pag. 191 Filosofía Homeopática
[27] Pag. 192 Filosofía Homeopática
[28] Parag. 78 Órganon del arte de Curar V ed.
[29] Parag 79 Órganon del arte de Curar V ed.
[30] Parag. 80 Órganon del arte de Curar V ed.
[31] Parag. 81 Órganon del arte de Curar V ed.
[32] Párrafo 20 Enfermedades Crónicas.
[33] Párrafo 29 Enfermedades Crónicas
[34] Párrafo 34 Enfermedades Crónicas
[35] Nota (1) párrafo 95 Enfermedades Crónicas
[36] Párrafo 85 Enfermedades Crónicas

Bibliografía
 Órganon del Arte de Curar. V edición. Dr. Hahnemann
Órganon de la Medicina . VI edición. Dr. Hahnemann
Filosofía Homeopática. Dr. Kent
Enfermedades crónicas. Dr. Hahnemann

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada